La Mujer Medicina que todas somos

En los libros de antropología o en la búsqueda de una visión más espiritual que tanto se percibe en nuestros días, se habla muy a menudo del concepto de la Mujer Medicina.

Pensar y reflexionar sobre este concepto puede suponer, sin duda, un interesante despertar a nuestro SER que como mujeres vale la pena descubrir o, mejor dicho, re-descubrir.

La mujer medicina que todas llevamos dentro es una entidad llena de historias, de sabiduría adquirida con el tiempo, heredada a través nuestro linaje femenino. La mujer sanadora despierta tarde o temprano desde el interior hasta el exterior para ver las cosas con mayor trascendencia, equilibrio, intuición y sabiduría. Entiende que la persona que más puede ayudarle, que más conocimientos, afecto y valores le puede transmitir en su vida es ella misma.

Hoy quiero compartir contigo y profundizar en estos interesantes conceptos que, si estas resonando conmigo te servirá de mucho, tanto como sucedió conmigo.

A lo largo de nuestra historia y en este legado cultural aún tan arraigado, a nuestro pesar, la figura de la mujer quedaba casi siempre vinculada al área del cuidado, de la crianza y la atención de niños o mayores. Quizá por ello en esa fuerte obligación por dar todo su ser, energía y afecto a los demás, la mujer se olvidaba de atenderse a sí misma.
Lo hemos visto en nuestras abuelas, e incluso en muchas de nuestras madres, relegadas todavía al ámbito privado de la sociedad.
Lo creamos o no, en esta actualidad tan moderna, y supuestamente igualitaria, siguen dándose muchas de estas conductas. Las mujeres continuamos priorizando muchas veces a los nuestros, a nuestra pareja, a nuestros hijos, a nuestros padres.
Estas conductas llevan poco a poco a una lenta auto-renuncia de nuestro propio SER.

La mujer medicina surge en nuestra sociedad como un despertar.

Debemos darnos cuenta de que todas esas cosas que una necesita, anhela o que siente como un vacío, se hallan en el propio interior.

La mujer medicina se sana a si misma.

Desde el momento en que empezamos a tratarnos con afecto, a priorizarnos y a entender que todo lo conseguido, e incluso lo perdido, es una hermosa enseñanza, aprendemos a ser mucho más fuertes.

La mujer medicina abraza su linaje femenino.

La mujer medicina es también la que ha conseguido sanar su pasado para caminar en libertad por su presente.

Algo así solo se consigue aceptando nuestras raíces, e incluso sabiendo perdonar aquello que, en su momento, nos hizo daño.

Perdonar no significa en absoluto claudicar o aceptar la mala conducta de “esa” persona. Significa, ante todo, “dejar ir” para avanzar, perdonar para seguir adelante manteniendo un vínculo sólido con nosotras mismas.

Cómo aprender a ser una mujer medicina

Para sacar fuera a la mujer medicina que llevas dentro, no es necesario tener una edad concreta. Esa madurez personal, psicológica y afectiva puede alcanzarse en cualquier momento en que una, por fin, se sienta dueña de sí misma.

Tienes derecho a amar con todo tu ser a tu familia, a tu pareja, a tus hijos y a tus amistades. Sin embargo, toda mujer sabia entiende que ninguno de estos afectos será auténtico si primero no aprendemos a querernos a nosotras mismas.

Quien no se ama lo suficiente espera que sean los demás quienes le traigan oxígeno, quienes apaguen sus miedos, sus dudas y sus vacíos.
Para ser mujer medicina debemos entender que quererse a una misma no es un acto de egoísmo, es un principio de salud mental.

La mujer medicina no espera nada de nadie, lo espera todo de sí misma porque se sabe valiente, digna, capaz y comprende cada una de sus emociones.

Una mujer medicina es humana, compasiva, sabedora de su poder, de su inspiración, de su permanencia, de su caos y su orden, es defensora de su vida, de sus necesidades, de sus sueños.

Una mujer medicina es aquella que llena de energía, que infunde y transmite cariño, que abraza al amor con amor, que eleva sus secretos, que profundiza, que es generosa, que conoce el perdón, que vive en gracia, que enseña a saber.

Una mujer medicina es aquella que cuelga siempre del corazón, que pisa fuerte, que es consciente de lo que ocurre a su alrededor, que resulta determinante. No conoce la perfección ni la imperfección, simplemente ES. Y con esa potencia ayuda a los demás a SER.

Pero ser mujer medicina también es saber decir basta, ser en definitiva una misma, no necesitar, pero amar sin medida y por encima de cualquier posibilidad. No hay nada tan fuerte como el amor de una mujer que pone su empeño en su bienestar, que se acepta a sí misma, que comprende su presente y tiene en cuenta su pasado.

Toda mujer tiene dentro del alma una guerrera que le da luz, que le brinda esperanzas, fuerzas y armas para luchar. Es esa guerrera interior la que le ha curado sus heridas, la que ha sanado traiciones, desengaños y rechazos.

Y esa luz es la misma que le hace madurar, explotar su inteligencia, saber manejarse, equilibrar su intuición y su razón, hacer bello el arte de la vida y de la lucha ante las adversidades.

Ser mujer medicina no siempre es fácil, hay mucho que defender. Hay que luchar contra todo aquello que no nos permite sentir lo que cada momento transmite, que intenta manejar nuestros derechos, que intenta someter nuestros sueños, que menosprecia nuestras necesidades.

Un mujer medicina es una mujer consciente de sí misma, de lo que es, de lo que ha sido y de lo que es capaz de SER.

Y un día, re-nací, me convertí en esa mujer, en la mujer Medicina de mi SER, abrazando mi pasado con mi infancia no vivida y mi pubertad olvidada, agradeciendo a la vida cada experiencia, perdonando, pero sobre todo comprendiendo y amando a las mujeres de mi linaje.

Porque la mejor cura es la aceptación y conexión con nuestro SER.

“Yo creo que una mujer que se ama a sí misma es una fuerza poderosa y atractiva, apasionada, y me comprometo, desde este día en adelante, a amarme a mí misma en forma profunda y extravagante.”

¿Y tu también te comprometes?

 

21 Replies to “La Mujer Medicina que todas somos”

  1. Me quedo con la frase de sanar el pasado para caminar con libertad por el presente, me parece muy bonita y muy sana, vaya lo que deberíamos aprender a hacer todos, creo que cada vez lo consigo más pero… siempre hay peros… también me guardo lo de desde hoy comprometer a amarme de forma profunda! este tipo de entradas son muy interesantes porque las puedo aplicar a mi misma y ver en que proceso estoy, si debo profundizar más, si debo esforzarme más… que siempre es que si, nunca parar y siempre ir hacia delante!

  2. Me has dejado muy pensativa con éste post, porque yo no me identifico para nada con una mujer medicina aunque todas tengamos el poder de serlo. Creo que a mi me falta tiempo, calma y algo mas que descubriré. Pero inmediatamente me ha venido una mujer a mi cabeza. ella es pura medicina. así que es totalmente cierto que hoy en dia a pesar de toda la tecnologia que hay esas mujeres siguen existiendo. Yo creo q hay mas probabilidades de serlo si estas muy cerca de la naturaleza. La madre naturaleza es sabia y sabe lo que enseñarnos. BSS

  3. Mi meta, tu salud. Carolina says: Responder

    ¡Hola!
    Debo confesar que cuando he leído el título de Mujer Medicina, la verdad es que no esperaba encontrarme nada de lo que he ido descubriendo en el post. No se, creía que hablaría del papel de la mujer dentro de la familia, desde el enfoque de “sanar a los demás”, pero no a una misma. Y la verdad que tus palabras son más coherentes que mis pensamientos iniciales.
    La verdad es que aún nos cuesta a veces sacar a esa mujer medicina que todas llevamos dentro, o al menos hablo por mí.
    Tengo claro que me amo, y que tengo un compromiso conmigo misma que nadie ni nada va a hacer que se rompa, que mi pasado ha jugado un papel quizás importante pero que mi presente es lo que importa. Que mis ideas son claras y que las defenderé a capa y espada. Que no soy perfecta, pero que ni pretendo serlo, sencillamente quiero estar bien conmigo misma sin importarme lo que opinen los demás. Y como no, tengo claro que debo y quiero luchar por todo aquello que realmente me importa.
    Pero cierto es que a muchas veces interponemos a los demás frente a uno mismo, descuidándonos. Y no debería ser así.
    Sin duda un post lleno de palabras para reflexionar, y para que todas las que te lean se den cuenta que son también una Mujer Medicina.
    Sin duda, yo me comprometo.
    Besotes

  4. Loscaprichosdegeral says: Responder

    Buenas noches!¡¡¡
    La mujer medicina!!! Me ha encantado la parte donde dices que primero hay que aprender a querernos a nosotras mismas !! Yo si me considero una mujer medicina… y amo a mi familia y a mi misma.

  5. Hola Blanca, nunca había leído sobre este concepto de mujer medicina y he de decir que me ha encantado. Pienso que cualquier mujer en un momento de su vida va a despertar esa faceta de mujer medicina, siempre y cuando se libere de ciertos estereotipos y conecte con su lado más espiritual.

    Un beso.

  6. ¡Hola! Como siempre, tus post siempre me dejan reflexiva, jeje. La verdad que no conocía el concepto de Mujer Medicina, y me ha gustado saber de él.
    Conforme te iba leyendo me venía a la mente, mujeres de mi familia y amigas. Algunas, que han tenido un pasado realmente difícil pero que han sabido perdonar y pasar página y ahora las veo felices, y otras que no han sabido olvidar algunas pruebas de la vida o que solamente viven por y para los demás, y sus necesidades, dejan de existir. A éstas últimas, las veo no infelices pero si con un algo que me transmite tristeza.
    Yo pienso, igual que tú, aunque me costó llegar a esto, que las mujeres primero nos hemos de querer a nosotras, perdonar y aceptar.
    Gracias por el post.
    Un abrazo!

  7. Hola!

    He leído atentamente tu post ya que me ha llamado la atención. Casualmente y aunque las casualidades no existe desde hace unos meses cayó un artículo similar en mis manos y estoy en proceso de sanar mi niña interior y quererme para así aceptarme ahora.El camino es largo y tengo días que las emociones fluyen y otras están estancadas….Gracias por compartir este post
    Bss

  8. El Mundo del Nail Art says: Responder

    Pues no sabia lo que era una mujer medicina como tal con esas paalbras pero despues de leerte puedo decirte que yo tambien soy una mujer medicina y que alegro mucho de que tu tambien lo seas. Hay que quererse primero a nosotras mismas y luego ya a todo lo demas, bsss

  9. Hola 🙂

    Que interesante post!!.. no conocía el termino dado a la mujer como mujer medicina, me suena super antiguo como bien lo has mencionada. Rescatar el valor como persona a pesar de la sociedad y rol impuesto a la mujer. Coincido en que esta forma de pensar y sentir debería estar en la mujer siempre, desde pequeñas e ir haciendo que crezca, esa seguridad y amor, respeto a una misma.

  10. Hola!! No tenía ni idea de lo que era una mujer medicina hasta que leí tu post, me ha enantado el post! desde luego hay que amar siempre sin recibir nada a cambio, con el corazon, ser feliz con nuestra vida, nuestra familia y amigos y disfrutar cada momento de la vida porque es muy bonita, me ha encantado lo de ser una guerrera que da luz y sanar sus heridas. Un post muy positivo, gracias por compartirlo.
    Un beso!

  11. No conocía el concepto mejor medicina pero me sentido muy identificada. Sobretodo con la frase ” la mujer medicina no espera nada de nadie… eso me pasa a mi hubo un tiempo que si pero cuando recibes palos al final entiendes que tienes que ir tu a por ello.

  12. pues si, la verdad es que si que lo somos

  13. Hola guapa, me ha encantado este texto, sin duda toda una declaración de intenciones. Creo que todas somos unas guerreras desde que nacemos y si la sociedad no se empeñara en exigirnos más a todas horas aún seríamos más fuertes pero sin duda el verdadero poder nuestro es la capacidad para amar sin medida. Y la capacidad para querernos sin ser egoistas, muaks

  14. Hola Blanca! Me ha parecido muy interesante tu post, para mi, una mujer medicina es la que es capaz de encontrar ese equilibrio entre ella y el resto del mundo. Como has comentado, durante mucho tiempo se ha relegado a la mujer a un segundo plano hasta el punto de que muchas veces por inercia pensamos antes en nuestra pareja o familia que en nosotras mismas. Por eso, para mi lo perfecto es el equilibrio, el seguir pensando en los demás pero siendo capaces de sacar un rato para nosotras, para cuidarnos y mimarnos porque eso, no solo hace que no dependamos de los demás sino que además, al hacernos más felices también nos beneficia en las relaciones con otros, puesto que les transmitimos más felicidad.
    Un abrazo! 🙂

  15. Hola Blanca! Me ha parecido muy interesante tu post, para mi, una mujer medicina es la que es capaz de encontrar ese equilibrio entre ella y el resto del mundo. Como has comentado, durante mucho tiempo se ha relegado a la mujer a un segundo plano hasta el punto de que muchas veces por inercia pensamos antes en nuestra pareja o familia que en nosotras mismas. Por eso, para mi lo perfecto es el equilibrio, el seguir pensando en los demás pero siendo capaces de sacar un rato para nosotras, para cuidarnos y mimarnos porque eso, no solo hace que no dependamos de los demás sino que además, al hacernos más felices también nos beneficia en las relaciones con otros, puesto que les transmitimos más felicidad. Un abrazo! 🙂

  16. Un artículo muy interesante. muchas gracias.

  17. La verdad es que me gusta la parte en que dices que la mujer medicina ha conseguido sanar el pasado y caminar en libertad, la verdad es que todos deberíamos leer y recordad tu post de vez en cuanto para no olvidarlo supongo que cambiar y profundizar cuesta pero siempre optimistas

  18. Hola.
    Yo desconocía el concepto de la mujer medicina.
    Sinceramente claro que me comprometo,aun estoy lejos de ser a sin,pero lo seré.
    Tengo claro que me amo,respeto y quiero,y tengo las ideas claras,pero me falta tiempo y tranquilidad para terminar de cumplir ciertas metas.
    Tu post me ha encantado.
    Un abrazo

  19. Palomitas para leer un libro says: Responder

    Hola!, pues no tenía idea de que exitiera ese concepto, y mucho menos me imaginaba de que se trataba. Me parece que ahora todas tenemos aunque sea un poco eso de ser mujer medicina, en especial con los movimientos y las cosas que van cambiando poco a poco, quizá aun no plenamente pero ya llevamos gane.
    Por cierto, aun no comprendo porque mujer medicina?, porque somos nuestro propio medicamente o como?

  20. Es una pena que no se inculque desde pequeñas el amor propio, que se crie a las mujeres con tantos prejuicios, siento que mi generación ha sufrido mas de lo necesario por no haber enseñado desde niñas a valorarse primero ellas, a ser fuertes y no dejarse intimidar por nada y por nadie, espero que las siguientes generaciones de mujeres este mal disminuya considerablemente.

  21. Soledad rodriguez lopez says: Responder

    me encuentro indetificada con la mujer medicina porque tuve que aprender a ser fuerte y a luchar contra marea pero aqui estoy y aqui en españa se dice que no tenemos abuela porque nos queremos a si mismo, un besazo

Deja un comentario

error: ¡¡Contenido protegido!!