Inflando panditas de goma

Divertido y delicioso experimento con panditas de goma.

Vamos aprender, comer y por supuesto a conocer la reacción de los panditas de goma cuando los sumergimos en diferentes líquidos e incluso a la par, puedes explicar la ósmosis del agua.

Material:

  • 2 bolsas de panditas de goma, una para comer y otra para nuestro experimento.
  • 4 vasos
  • Agua
  • Bicarbonato
  • Vinagre
  • Sal
  • Marcador de agua

  • En el vaso 1 agregamos 50ml. de agua.
  • En el vaso 2 agregamos 50ml. de vinagre.
  • En el vaso 3 agregamos 50ml. de agua con 4 cucharadas de sal.
  • En el vaso 4 agregamos 50ml. de agua y 4 cucharadas de bicarbonato.
  • Marcamos cada vaso con el nombre de la mezcla, para no confundirnos mas tarde.

Mezclamos bien el agua con el bicarbonato y el agua con sal.

Nos comemos algunas gomitas y usamos 4 para el experimento.

Antes de sumergir el osito pandita dentro de cada líquido, mide cada uno de ellos.

Introduce cada osito pandita en su vaso correspondiente, apunta su color, pero si tienes buena memoria no es necesario, te recomendamos ponerles nombre, recuerda que es un experimento científico ¡seamos serios!

Déjalos sumergidos durante 5 horas, de vez en cuando realiza un monitoreo y tus observaciones.

Como podrás observar nuestro pandita naranja dentro del vaso de agua se esta poniendo trasparente.

El pandita verde que estaba dentro del agua con sal, se esta haciendo pequeñito.

Te damos nuestro mas sentido pésame por el pandita rojo que sumergimos en vinagre, pero ser sujeto de un experimento realmente no es nada fácil.

Nuestro afortunado amigo pandita amarillo, que sumergimos en bicarbonato ¡creció!

Puedes sacar a nuestros amigos panditas de cada vaso para observar mejor la reacción de cada uno y puedes compararlo con uno que tengas, si te sobro.

Nuestro ganador fue el pandita amarillo, que creció como un verdadero gigante dentro del agua con bicarbonato, nuestro amigo naranja se desparramo dentro del agua y se deformo.

Y el verde que sumergimos en agua con sal, se muy hizo pequeñito.

Genial y sabroso verdad, ve en busca de los materiales y ¡manos a la ciencia!

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

error: ¡¡Contenido protegido!!