¡Haz bailar a tus tenedores!

Una de las pasiones de JJ son los experimentos, le encanta hacer y deshacer, le encanta experimentar, incluso, repite los experimentos varias veces, como cuando repite las películas, los cuentos, así mismo es con los experimentos.

Esta vez hemos hecho bailar a los tenedores! ¡Si! Creamos magia!

  • Necesitas una botella
  • Un corcho o unicel en este caso nosotros usamos unicel
  • 2 tenedores del mismo tamaño y de preferencia con el mismo peso.
  • 2 palillos

Colocas el unicel sobre la boca de la botella, y sobre el unicel insertas el palillo, como en la foto, ah y un palillo extra para tus dientes!

Luego tenemos que encajar o trabar los dos tenedores. Y a continuación, metemos el palillo por el primer hueco de un tenedor y lo sacamos por el segundo hueco del otro, como en la fotografía.

Colocamos el palillo de los tenedores en el borde del otro palillo que esta en el unicel, en el punto en que el palillo se sostenga como en la fotografía de abajo, y ya habremos conseguido hacer magia!.

¡Es impresionante ver cómo un palillo es capaz de sostener los dos tenedores con el único apoyo del borde del otro palillo!

¡Tienes que hacerlo y experimentar!

 

¿Y te preguntas porque sucede?

Pues porque todos los cuerpos que se encuentran en la tierra, reciben los efectos de la gravedad. El resultado es una fuerza que los atrae hacia el centro de la tierra, y que conocemos como “peso de los cuerpos”.

En este experimento de física usamos el “centro de gravedad” el cual no es ni más ni menos que el punto donde se supone aplicado el peso de un cuerpo o sistema de cuerpos.

Si logramos apoyar un cuerpo sobre una estructura rígida e inmóvil, de modo que su centro de gravedad pase por ese punto de apoyo, el cuerpo estará en equilibrio y no se caerá para ninguno de sus lados. Esto es lo que sucede en este fácil y sencillo experimento, el centro de gravedad se encuentra sobre una línea que pasa por el punto de contacto de los dos palillos (el punto de apoyo). Debido a la tercera Ley de Newton este, anula el peso del cuerpo y lo deja en perfecto equilibrio, pero bueno es la teoría, para los peques es verdadera magia!

¡Impresionante verdad!

Si aun tienes dudas de como hacerlo, pregúntame.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

error: ¡¡Contenido protegido!!