John Holt, Profesor que cuestionó el sistema de educación tradicional

Hoy quiero platicarte sobre John Caldwell Holt, un profesor que cuestionó el sistema de educación tradicional y que ademas es la persona que acuño el termino Unschooling.

Nació el 14 abril 1923 y falleció el 14 septiembre 1985, fue escritor, educador, defensor de la educación en el hogar y, mas específicamente del Unschooling y sobre todo fue un pionero en la teoría de los derechos de la juventud.

John Holt se desilusionó con el sistema escolar después de varios años de trabajo dentro de ella, se convenció de que la reforma del sistema escolar no era posible y comenzó a defender la educación en el hogar.

“Los niños que tienen con un entorno de aprendizaje rico y estimulante aprenderán lo que estén dispuestos a aprender y cuando estén listos para aprender.”

Holt cree que los niños no necesitan ser coaccionados para el aprendizaje, que aprenderán de forma natural si se les da la libertad de seguir sus propios intereses y ademas una rica variedad de recursos.

Esta línea de pensamiento llegó a ser llamado Unschooling.

Su primer libro de la educación en el hogar, Teach Your Own (Enseñale tu mismo), fue publicado en 1981 y rápidamente se convirtió en la “Biblia” del movimiento de la educación en el hogar.
Fue revisado por su colega Patrick Farenga y reeditado en 2003 por Perseus Books.

Holt escribió varios libros que han influenciado en gran medida al movimiento de Unschooling. Sus escritos han influido a muchas personas y organizaciones, incluyendo el Evergreen State College, Caleb Gattegno, Americanos para una Sociedad Libre de Restricciones de edad, la Asociación Nacional de los Derechos de los Jóvenes, y el Proyecto Freechild.

Holt no tenía un grado de enseñanza, que muchos creen que por su trabajo en el sector de la escuela privada le permitió dar el paso a que él tenga una opinión más objetiva sobre el sistema escolar estadounidense.
Al ser nuevo en el ambiente educativo, se cree que fue capaz de hacer distinciones más objetivas que otros educadores, en cuanto a lo que las escuelas dijeron que estaban haciendo y lo que hacían en realidad.

Durante los primeros años de su carrera de enseñanza, menciona de que las escuelas en general no estaban cumpliendo sus misiones debido al uso de los métodos equivocados y enfoques pedagógicos, y que estos fallos fueron la causa de que los niños que estaban dispuestos a aprender y estaban mas centrados en evitar la vergüenza y el ridículo por no aprender.

Holt escribió en su libro, How Children Fail (1964) “después de todo, si ellos (es decir nosotros) saben que no se puede hacer nada,  entonces no te culpes o castigues por no poder hacer lo que se te ha dicho que hagas”.

Esta idea le llevó a realizar cambios dentro de su propia clase para proporcionar un entorno en el que sus estudiantes se sienten más cómodos y seguros. Con el apoyo de su colega Bill Hull, Holt comenzó a poner menos énfasis en las calificaciones y pruebas, y comenzó a tomar medidas para disminuir la noción de clasificación de los niños. Se centró en que sus alumnos fueran capaces de comprender conceptos, en lugar de memorizarlos. En lugar de utilizar los métodos típicos para determinar el progreso de sus estudiantes, adoptó un enfoque más centrado en el estudiante.

Patrick Farenga parafraseó la distinción de Holt entre los estudiantes buenos y malos: “un buen estudiante tiene cuidado de no olvidar lo estudió hasta después de realizar la prueba.”
Con el tiempo, sus nuevos métodos para la enseñanza le llevó a ser despedido de su posición, según él se debió a que la escuela quería mantener “nuevas ideas (viejas ideas)”.

Después de salir Holt buscó otras oportunidades en la educación. Aunque le tomó algún tiempo para llegar a una conclusión acerca de sus propias ideas sobre la educación, así como dar sentido a sus observaciones, estudios y datos y en última instancia, sintió que las escuelas eran
“un lugar donde los niños aprenden a ser estúpidos.”
Una vez que desarrollo esta conclusión, su atención se centró en hacer sugerencias para ayudar a profesores y padres capaces de enseñar a sus hijos a aprender, lo que motivó su segundo libro, How Children Learn (Cómo aprenden los niños) en 1967.

A pesar de su exitosa carrera, todavía le llegaban rechazos, resentimientos y falsas esperanzas de colegas y los sistemas escolares que rodeaban sus ideas y métodos. Esta realidad lo empujó más y más en la idea de desescolarización (Unschooling).

Después de unos cuantos años de enseñanza y algunos puestos de profesor en universidades de la zona, Holt escribió sus dos siguientes libros, The Underachieving School en 1969 y What Do I Do Monday? en 1970. Ambos libros se centraron en su creencia de que las escuelas no funcionaban y sus ideas sobre cómo podrían ser mejor.

Holt había determinado este tiempo que los cambios que le gustaría ver que suceda en los sistemas escolares no eran propensos a convertirse en una realidad.
Estos cambios incluyen la relación entre los niños, los maestros y la comunidad escolar.
En este momento de la historia de la educación, el movimiento de la escuela libre estaba en su apogeo, y su siguiente libro, Freedom and Beyond (La libertad y más allá) en 1972, puso en duda gran parte de lo que los profesores y educadores hacian cuando sugirió que los niños deben tener más libertad en el aula.

Mientras que Holt continuaba como defensor de los niños, que tienen derechos y capacidades para tomar decisiones por sí mismos, sintió que el movimiento de la escuela libre no era la respuesta a la pregunta de cómo arreglar el sistema escolar.
Holt escribió entonces su libro Escape From Childhood (Las Necesidades y Derechos de la Infancia) en 1974, en la que afirmó que los niños deben tener independencia incluido el derecho a trabajar por dinero, recibir un trato justo y equitativo, el derecho al voto, e incluso el derecho a elegir los nuevos padres.

En ese momento sus nociones de que los niños tienen tanto derechos y responsabilidades no era muy popular, pero desde entonces los sistemas judiciales han visto cada vez más casos de niños que intentan hacer realidad muchas de las sugerencias de Holt, tales como la elección de su tutor legal en el caso de divorcios.

Aunque muchos de los trabajos previos de Holt se había discutido la reforma necesaria y el fracaso del sistema escolar tradicional, su séptimo libro, Instead of Education en 1976, se centró más en los padres para encontrar maneras legales para eliminar a sus niños las escuelas obligatorias. El libro fue aceptado por un gran número de padres que se planteaban educar a sus hijos en el hogar.
Esta correspondencia creció tanto que decidió iniciar un boletín de noticias para los padres en la educación en el hogar.

El enfoque de Holt comenzó a pasar de la crítica de los sistemas escolares a la escritura hasta hablar en público sobre la educación de los adultos y sobre cómo pueden enseñar a sus hijos mientras aprenden por sí mismos. Su libro, Never Too Late: My Musical Life Story (nunca es demasiado tarde: Mi autobiografía musical) en 1978, se centró en mostrar a los adultos que no eran demasiado viejo para aprender cosas nuevas. Esto se traduce en formas en las que los padres que no tenían experiencia en la educación podrían aprender a enseñar a sus hijos por su cuenta en un ambiente de educación en el hogar.

La primera edición del libro más notable de Holt en Unschooling, “Enseñale tu mismo”: El Manual de John Holt sobre la Educación en el hogar, fue publicado en En 1981. Este libro, como se señala en las primeras líneas, es “sobre maneras en que podemos enseñar a los niños,
o más bien, para que puedan aprender, fuera de las escuelas, en casa, o en cualquier otros lugares y situaciones (y cuanto más, mejor) podemos poner a su disposición, es en parte, un argumento a favor de hacerlo, en parte, un informe de las personas que lo están haciendo, y en parte un manual de acción para las personas que quieren hacerlo “.
Este manual ha sido utilizado por seguidores de Holt y la educación en el hogar y actualmente se sigue distribuyendo.

Incluso después de la muerte de Holt en 1985, su influencia en la educación en el hogar continua a través de sus obras. Su último libro, aprendiendo todo el tiempo: How Small Children Begin to Read, Write, Count and Investigate the World, Without Being Taught (¿Qué tan pequeños los niños empiezan a leer, escribir, contar e investigar el mundo,
sin que se les enseñe?), se publicó en 1989. Contiene una serie de sus escritos para crecer sin escolarización .

Según Holt, nadie comienza la vida siendo un estúpido. Con tan sólo observar a los bebés y a los niños y pensar y abrir la mente seriamente sobre todo lo que hacen y aprenden, notamos que muestran una forma de vida, una habilidad y un gran deseo de aprender.

Pero y, ¿qué pasa con esta extraordinaria capacidad de aprendizaje y comprensión intelectual cuando crecemos?. Pasa que se destruye, debido al proceso mal llamado educación, que se desarrolla en la mayoría de los hogares y escuelas.

La mayoría de nosotros los adultos, destruimos la mayor parte de la capacidad creativa e intelectual de los niños por las cosas que les hacemos y obligamos a hacer.
Sobre todo destruimos su capacidad al hacerlos temerosos, miedosos de no hacer lo que otras personas desean, de no agradar, de no cometer errores o de estar equivocados. Les infundimos miedo para arriesgarse, miedo para experimentar, para probar las cosas difíciles, miedo a lo desconocido. En lugar de aminorar sus temores los acrecentamos, a menudo de forma monstruosa. Encontramos ideal la clase de niños “buenos” que nos tienen el miedo suficiente para hacer lo que queremos, sin darnos cuenta de que que lo hacen debido al miedo que les imponemos. Los animamos a sentir que el principal objeto de todo lo que hagan en la escuela
es nada más conseguir una buena calificación en un examen, o para impresionar a alguien con lo que ellos aparentan saber. No solamente matamos su curiosidad sino el sentimiento de que es una cosa buena y admirable el ser curioso, para que así, a la edad de diez, quince años, la mayoría de ellos no hagan preguntas y muestren desdén hacia los pocos que así lo hacen.

Pero en una cosa debemos ser conscientes, debemos comprender que no todos los padres tenemos la capacidad de darnos cuenta de estos daños que a veces ‘inconscientemente’ comentemos, porque estamos muy sistematizados.

Sus libros se han vendido más de un millón y medio de copias y han sido traducidos
mas de catorce idiomas.

Holt describe en sus libros, que las escuelas fomentan la ansiedad y competencia, que los niños fracasan en ellas porque sienten miedo a ser castigados y humillados. Para Holt la escuela era una imposición dogmática que no tenía en cuenta los principios básicos de la educación: libertad y comunicación.

Holt escribió diez libros y numerosos artículos relacionados con la enseñanza y la sociedad que la rodea. Sus libros y escritos han sido de suma importancia para profesores, padres y educadores en casa. Muchos de sus libros se encuentran entre las obras más vendidas dentro de la rama de la enseñanza.

El autor Holt comentaba que sus libros no son un conjunto de teorías, si no de trabajos de campo que nacen de la observación y de su contacto con niños durante muchos años.

Holt sugirió que se hicieran escuelas, donde hubiese muchas cosas interesantes para ver y con las que pudieran trabajar y en la que se permitiera a los niños aprender a su manera.

“Si tienen preguntas, responder las preguntas. Si quieren saber dónde encontrar algo, enseñarles dónde tienen que buscar”.

Se crearon casi mil escuelas alternativas privadas inspiradas en sus ideas, todas fracasaron.
Según Holt “porque nadie quería mejorar las escuelas”. Muchos profesores querían hacer cambios en clase, como tener menos alumnos, menos papeleo, más sueldo para el profesorado, pero no querían cambiar el sistema educativo básico.

Diversos estudiosos de los métodos de Holt, comentan que sus ideas de reformas educativas fracasaron porque la sociedad desconfiaba ante estos nuevos métodos de aprendizaje, por ello tomo iniciativa en la educación en casa, Unschooling.
El discurso que Holt usaba en su revista estaba fuertemente influenciado por dos acontecimientos clave de su vida: su participación en el movimiento de las Escuelas Libres Norte Americanas, y por coincidir con otros pedagogos que influenciaron en la radicalización de su discurso, como es el caso de Paulo Freire, Everett Reimer o Ivan Illich otros autores con pensamientos similares de los cuales pronto te platicare.

 

20 Replies to “John Holt, Profesor que cuestionó el sistema de educación tradicional”

  1. ¡Hola! Ya comenté un poco en otro post mi posición acerca del unschooling o del homeschooling (que son términos similares, aunque no sean exactamente lo mismo). Está claro que el niño debe aprender cosas en casa, y que el hogar es un sitio muy estimulante, pero yo también defiendo la importancia de la escuela, porque es el segundo entorno más importante para el niño, donde puede socializar tanto con iguales como con otros adultos, descubre el mundo desde otra perspectiva y además, para mí lo más importante y que engloba todo, compensa las desigualdades entre los niños, porque no todos pueden recibir la misma estimulación en el hogar ni desarrollar todas las capacidades de la misma manera.

    Como en todo, me gusta tomar ideas de aquellas personas que defienden el unschooling, pero siempre seré partidaría de la escuela 🙂

    Un beso,
    Fanny.

  2. Nunca jamás había oído hablar del término Unschooling y mucho menos de su precursor Hola. La verdad es que no estoy de acuerdo de que en la escuela se potencie la competitividad depende la escuela y el enfoque que se le den. En Madrid hay una escuela libre, en Montecarmelo que comulga con estas ideas, pero si El Niño está ahí pasado los 6 años te pueden denunciar por no tenerlo escolarizado pues no cuenta como tal. Obviamente algo fallaba en esta idea de la escuela libre de Holt cuando se crearon más de 1000 y todas fracasaron!!

  3. Es cierto, los niños de temprana edad tenen muchas ganas de aprender sobre diversos temas. Basicamente todo lo que es nuevo para ellos les lleva a querer saber y preguntar. Estar en clase calladitos y con el tipico metodo de estudio ya no lo veo muy positivo. Si no hay motivacion ni ganas de saber, no se aprende. Y todos los niños son diferentes. Hay que darles libertad a ver hasta que punto llegan. algunos son realmente inteligentes y si se les corta las alas se les desmotiva. BSS

  4. Esta muy a la orden del dia este tema, es algo delicado, yo apoyo el desarrollo de la creatividad en los niños, pero sin embargo creo que esto puede ser complementario con la enseñanza tradicional, aunque no estoy muy de acuerdo con muchos profesores a la hora de enseñar que mas bien creen que son maquinas pero si todos pusieran un poco de su parte esto podria cambiar y hacer un lugar de enseñanza y creatividad para los niños.

  5. Hola! Entiendo que va depender de cada niño el tipo de educación que vayan a recibir. Muchas ovaciones pensamos que todos los niños aprenden de la misma forma y no es así. En mi opinión cada papá debe estar pendiente de la educacion de su niño y ver cómo ellos reaccionan a cada estímulo.

  6. hace poco leí otro post sobre el unscholing y creo que aunque el sistema convencional crea alumnos en masa pero siempre creo que los niños deben de estar con otros niños y cuanto mas mayores mejor!

  7. Gracias querida Blanca, si bien sabes que yo soy partidaria (de acuerdo a la personalidad de mis hijos), de un sistema educativo tradicional (con un proceso de mejora continua) me gusta este tipo de biografías de personajes que se atrevierona cuestionar, que fueron valientes y rompieron paradigmas. El mundo es de los valientes como él, muy ineresante la historia no sabía que había de contexto
    Saludos y seguimos al pendiente

  8. elizabeth diario says: Responder

    hola!!!
    los métodos actuales de educacion están desfasados. Yo por eso , si puedo, cuando tenga mis hijos los llevare a una escuela concertada o privada, donde las estimulaciones son totalmente diferentes.
    Esta claro, que la repetición no es un método decente de enseñar.
    Lo que debería de ser, es enseñar a aprender, interiorizar y dejar de enseñar materias absurdas que jamas van a utilizar en su vida.
    un saludo

  9. Hola, no conocía a Holt y a pesar que me gusta algo de su teoría creo que es demasiado radical con lo cual no casa demasiado con mi pensamiento. Lo que sí me ha encantado es la frase “Si quieren saber dónde encontrar algo, enseñarles dónde tienen que buscar”. A nivel educativo creo que es una de las cosas que mejor podemos hacer por ellos. Muaksss

  10. El Mundo del Nail Art says: Responder

    Anda, poco a poco voy aprendiendo mas post tras post del tema del unschooling. No sabia que John Holt era un profesor ni que era quien creo este termino. Pero me parece genial que alguien sediera cuenta de todo esto en aquel entonces. Yo pensaba que esto era mas moderno y fijate que cada dia aprendo algo nuevo, bss

  11. Gran trabajo de recopilación y documentación en una gran reseña. Muchos de los puntos que tratas llegan a resultar sumamente interesantes. Hay que cuidar la educación, puesto que es la base de lo que serán nuestros hijos en un futuro. Algunos de los puntos que tratas y mencionas se escapan a mi conocimiento. Lo cual deja claro que hay que estar al día y tu artículo ayuda y mucho.

  12. Yo no veo tan mal la idea del unschooling que presentaba John Holt. Es evidente que no todos los niños aprenden al mismo ritmo y algunos necesitan un enfoque diferente al que se suele dar en una escuela. De pequeña no fui al colegio los primeros años de parvulos, pero mi madre me enseñaba en casa. Cuando me reincorporé sabía hacer muchas más cosas que mis compañeros y para nada me supuso un problema a la hora de socializarme.

  13. Hola!!

    Ya he visto en otros post hablando sobre este tema que parece que esta muy de moda o al menos yo no lo conocía .Sinceramente yo soy partidaria de mandar los niños a los colegios
    Bss

  14. Brigitte Manrique says: Responder

    No había leido nada sobre Unshooling. Desde luego me parece un tema muuuy interesante a debatir. Desde mi punto de vista, estos dos métodos de aprendizaje (unshooling y la escuela tradicional) deben ir de la mano. Con esto me refiero que tan importante es la socialización del niño en la escuela y lo que aprende cuando está dentro de ella, como el aprendizaje que recibe en casa con sus padres y seres más allegados. Lo que podríamos plantearnos saber es hasta qué punto estos dos métodos de aprendizaje cumplen los objetivos por los que fueron diseñados. Voy a leer más sobre el tema. Me llama la atención saber más sobre unshooling. ¡¡Enhorabuena por el post!!

  15. Brigitte Manrique says: Responder

    No había oido hablar sobre Unshooling. Me parece un tema muy interesante que empezaré a leer. Yo creo que los dos métodos de aprendizaje pueden resultar de gran interés cuando cumplen los objetivos por los que fueron creados. La educación en la primera etapa de la vida es fundamental. Así que, ¿por qué no intentar conseguir un equilibrio entre unshooling y con la escuela tradicional? ¡Excelente post, interesantísimo tema!

  16. ¡Hola! Está claro que necesitamos más pedagogos y educadores como John Holt. Siempre he estado muy de acuerdo con su pensamiento y filosofía. Está claro que hay profesores que quieren los máximos lujos sin hacer esfuerzo alguno. Y eso por no hablar de los que no tienen vocación y los que miran continuamente el reloj para saber cuántos minutos quedan para que acabe la clase. Hay profesionales de la educación como John, pero, ¿sabes lo que pasa? Que el propio sistema y sociedad son los que los callan. Mientras que la gente no vea claro que hay que hacer un cambio profundo en el sistema educativo, no vamos a conseguir nada. A veces, tengo la sensación de que el fútbol es más importante que la educación. Y así nos va. 🙁

  17. ¡Hola!

    Pues sobre este tema me gusta mucho estar informada ya no sólo por la parte que me incumbe dando clases de danza a niños, si no por el sistema educativo en general. Siempre he creído que el sistema actual está mal desde la base, y que no deberíamos de tener que pensar en el unschooling o el homeschooling si el sistema fuera accesible, igualitario y eficaz en todos sitios.
    El entorno social donde se encuentre un niño es la parte esencial para determinar si se puede desarrollar un unschooling, y sobre todo los padres deben de tener una enseñanza previa pedagógica, por lo que volvemos al principio.
    Si un niño nace en un hogar donde siempre ha existido el ámbito cultural, se va a interesar por la cultura. Si nace en un hogar empobrecido, donde sus padres no lleguen a fin de mes y ni siquiera tengan tiempo para pasar juntos, el niño necesitará sí o sí un refuerzo escolar donde encuentre una figura que le enseñe la cultura.
    Por lo tanto, estoy a favor de los colegios, pero no de como se gestionan ahora mismo, ya que a los políticos les interesa crear a las próximas generaciones sin ningún tipo de ambiciones o cultura. Es la pescadilla que se muerde la cola.
    Esperemos que algún día el sistema cambie y no haga falta que una familia se plantee el homeschooling.

    ¡Un beso!

  18. Paula Alittlepieceofme says: Responder

    Pensé que esta forma de entender la educación de los niños era más reciente, así que me ha sorprendido conocer sus orígenes. Me ha gustado la ilustración sobre sus ideas, un ejemplo muy claro de lo que pensaba.Entiendo que sus ideas fracasan porque más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer y que se queden las cosas como están…saludos!

  19. ¡Hola!
    Nunca había oído hablar sobre John Holt y el unschooling, pero me parece muy interesante el pensamiento que plantea. Como todo, tiene su parte buena y su parte mala. Estoy de acuerdo con dejarle libertad a los niños para que se expresen libremente, pero hasta cierto punto, ya que si no se le inculca una disciplina desde una edad temprana, luego pasará de los estudios (hablo en líneas generales, hay gente a la que le gusta estudiar sin que se lo tengan que decir).
    ¡Un saludo!

  20. Ufff, me ha llegado super fuerte la frase de John Holt de que los adultos destruimos (me incluyo pese a no tener hijos) la capacidad creativa e intelectual de los niños por lo que les obligamos a hacer, jolines… mira que lo de ser padre debe costar muchisimo, de verdad que no es algo que envidie siempre sentiria que algo hago mal… pero haber leido esta frase es joder… se intenta hacer lo que mejor se puede pero como se siguen las normas tradicionales y no hay manera de querer cambiarlas pues… seguimos sin hacerlo bien a pesar de intentarlo, fuf, que de cosas se deben cambiar!!! pero primero de todo, que conscientes debemos ser de que quiza no lo estemos haciendo todo lo bien que queremos o pensamos!

Deja un comentario

error: ¡¡Contenido protegido!!